Guía de buenas prácticas de preparación del área de pintura

Guía de buenas prácticas de preparación del área de pinturas para conseguir un resultado más óptimo.
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Cuando hablamos de pintura en el sector de la automoción existen dos etapas claramente diferenciadas: pintura de preparación y pintura de acabado. Seguir una serie de pasos y realizar un buen trabajo a la hora de preparación del área de pintura es vital para conseguir buenos resultados.

La primera fase, la pintura de preparación, tiene como finalidad única un buen acabado. Para un buen resultado final es muy importante esta primera fase, ya que con una buena preparación podemos conseguir: 

  • Reducir el consumo de color. 
  • Prevenir posibles errores. 
  • Un acabado homogéneo del barniz. 
  • Prevenir la aparición de motas. 

A continuación os detallamos todos lo que debes tener en cuenta para llevar a cabo las buenas prácticas en estos procesos. Coge papel y boli y no te saltes ningún paso para conseguir el mejor resultado en tu taller de chapa y pintura.

A tener en cuenta para la preparación aparejo: 

  1. Desengrasar la zona a tratar con desengrasante base disolvente. 
  2. Remasillar poros. 
  3. Afinar rayas y granos de chapista. 
  4. Abrimos lo suficiente para no hacer cantos con grano de lija adecuado. 
  5. Un buen enmascarado. 

Lo que debes tener en cuenta para el aparejo: 

  1. Desengrasar la zona a tratar con desengrasante base disolvente.
  2. Mano muerta sobre chapa viva e imprimaciones viejas para evitar posibles rechupados. 
  3. Aparejo siempre en forma piramidal. 

Preparación del área de pintura: 

  1. Empezar siempre por hacer cantos y encintar siempre zonas adyacentes para no rayar nada e ir más rápido. 
  2. Lijar aparejo con grano de lija adecuado. 
  3. Matizar zonas adyacentes al aparejo con grano fino para solo aplicar barniz. 

Pintura en cabina:

  1. Tener la cabina en perfectas condiciones. 
  2. Limpieza primordial y exhaustiva. 
  3. Desengrasar la zona a pintar con disolvente. 
  4. Enmascarado sin ningún pliege en plástico o papel y solo utilizado para cabina. 
  5. Desengrasado de la zona a pintar con desengrasante al agua para liberar de carga estática. 
  6. Aplicación mano muerta de color sobre chapa desnuda para aislar o aparejo pintable para evitar despecfectos en la pintura. 
  7. Pasar atrapapolvo para finalizar el proceso antes de aplicar color. 
  8. Aplicar el color. 
  9. Dejar evaporar.
  10. Aplicar barniz. 

Debemos tener en cuenta que el 90% es preparación del área de pintura y el 10% es pintura, y nunca olvides que siempre las buenas prácticas nos reportan buenos resultados. ¡Sigue nuestros consejos y lo lograrás!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email